top of page
  • bivid

Buenas prácticas en ciberseguridad

Para ser más productivo utiliza sistemas de relación basados ​​en la confianza y aprende a desconfiar de los que se apartan.

Tener lagunas en ciberseguridad no sólo puede afectar a nuestro negocio, también a los de nuestros proveedores y poner al descubierto datos de nuestros clientes. Es por este motivo que la ciberseguridad es sinónimo de confianza, y es necesario un ecosistema en el que se sientan a gusto la empresa, los proveedores y los clientes.




El dato

Los ataques de ingeniería social representan una pérdida importante de confianza y, sobre todo, de dinero, en las empresas. Cada vez, además, los ataques son más sofisticados.



La clave

La digitalización de los procesos empresariales aporta grandes beneficios y posibilidades. Pero también abre un interrogante: la creación de un ecosistema de confianza. No sólo es necesario un servicio de calidad, sino también una continuidad del servicio y una seguridad en los datos de que se dispone. Y esa fórmula no es sólo en la relación empresa-cliente sino entre empresa-proveedores. Éste es el verdadero éxito del ecosistema de confianza.


A fondo

El objetivo de todo negocio es que funcione con total confianza entre todos los actores implicados: empresa, clientes y proveedores. Al igual que no nos ponemos frente al volante de un coche sin haber superado todos los conocimientos necesarios y haber supervisado el estado del vehículo, tampoco estaremos al 100% seguros de nuestro negocio si no tenemos presente que la confianza entre empresa, clientes y proveedores está llena. Y esto sólo se logra si se cumplen todos los requisitos necesarios para fomentarla. Confianza es fidelización. Fidelización es crecimiento empresarial y reputación.


La confianza es una pieza central que mueve el engranaje del negocio en positivo, pero que también puede moverlo en negativo. Un servicio de calidad es necesario, pero también dar garantías a clientes y proveedores, mostrar con hechos que sus datos estarán seguros y que no podrán ser alterados, robados ni usados ​​para hacer algo que el cliente no ha consentido.


Y, por supuesto, cumpliendo la legislación vigente. Sólo así la empresa podrá exigir lo mismo a sus proveedores, y si todo el mundo cumple se convertirá en un ecosistema de confianza.


Hay herramientas que ayudan a crear este ecosistema entre empresa y usuario final:


Certificados digitales SSL de seguridad de la web.

Uso de sistemas de pago y facturación electrónica seguros.

Protección de la infraestructura de los sistemas, que debe ayudarnos a detener ataques contra nuestra estructura.

Seguimiento de las distintas políticas de protección de datos, que ofrecen una transparencia diáfana de los procesos.


"La ciberseguridad es una palanca generadora de la confianza necesaria para promover el uso de las nuevas tecnologías y la transformación digital, imprescindibles para el buen funcionamiento de la actividad económica."


La ciberseguridad y la confianza, ambas caras de la misma moneda, CESICAT, 2018.



0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page